En una decisión considerada histórica, el Senado de Colombia aprobó la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores de edad.

El proyecto fue aprobado con 75 votos en el último debate en la legislatura y se convertirá en norma constitucional, informaron medios colombianos.

«El país tendrá una sanción ejemplarizante para quienes pretendan agredir y quitarle la naturaleza, la espontaneidad, la alegría a un niño, violentándolo, agrediéndolo, violándolo y, lo que es aún peor, aquellos que han llegado a esa condición ruin de asesinar a un niño», dijo el presidente Iván Duque tras conocerse la decisión.

La nueva norma constitucional establece que la condena de cadena perpetua podrá ser revisada a los 25 años para evaluar la resocialización del criminal.

Al respecto, el senador Miguel Ángel Pinto explicó que esto no significa que habrá excarcelación, según la Agencia de Periodismo Investigativo.

Otras voces afirman que el Congreso no puede sustituir la Constitución como lo están haciendo con la cadena perpetua, porque la consideran una manera de desprestigiar a la Corte Constitucional cuando la declare inexequible. Agencias