Este viernes se cumplirá el quinto día del paro nacional convocado por el movimiento indígena y durante el fin de semana sus bases coordinarán la logística para avanzar en mayor número hacia Quito, donde está la sede del Gobierno.

Así lo anunció unos minutos antes de la medianoche del jueves Leonidas Iza, presiente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Avanzar a Quito y rechazar el diálogo que propone el Gobierno es la resolución que tomó el consejo ampliado del movimiento indígena, contó Iza en una intervención en directo, acompañado de unos dirigentes a su lado, mientras otros intervinieron vía telemática.

«No queremos diálogo, solicitamos respuesta inmediata a la demanda de los pueblos y nacionalidades», dijo antes de la intervención de Iza, la vicepresidenta de la Conaie, Zenaida Yasacama.

Lo mismo dijo Samuel Lema, de la Feine, que son los indígenas evangélicos. Con un tono más conservador, él dijo que su organización «eleva oraciones» para que Dios ilumine al presidente Guillermo Lasso, pero no quieren verlo.

«Ya no queremos dialogar con el Gobierno, queremos respuestas a los diez puntos planteados… Citó un artículo de la Biblia y se despidió ratificando la movilización indefinida, trabándose en una frase que por poco recuerda al correísmo: «hasta la victoria (¿siempre?) compañeros».

Más radical se mostró Jatari Sarango, vicepresidente de la Confederación de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), quien con megáfono en mano alentaba a sus compañeros a derrocar al presidente: “Fuera Lasso, fuera”.

RECHAZAN USO DE LA FUERZA

En su intervención, Iza conminó a los suyos a evitar la violencia, pero no a bajar la guardia. Y rechazó la advertencia de Lasso de aplicar el uso progresivo de la fuerza para evitar que las protestas se vuelvan más violentas.

Dijo que el agresor es el Presidente porque no cumple los diez puntos que exige la Conaie, como bajar y congelar el precio de los combustibles, aunque eso implique algo que Iza no dice en sus intervenciones: que el Estado gaste más por subsidios.

Iza y los suyos vieron el mensaje del presidente Lasso a la nación y rechazó lo que allí expuso. «Usted dice que no hay detonante como en 2019, ¿como puede decir eso si están subiendo los productos de primera necesidad?».

Grupos sociales avivan la protesta indígena en Ecuador, que va en crecimiento. EFE

El dirigente indígena asegura que no pueden pagar créditos y por eso piden una moratoria de un año. «Hemos solicitado a través de su autoridad que convoque a todo el sistema financiero, público y privado, para aliviar las deudas, nos están quitando las casas, los carritos de trabajo».

Finalmente Iza devolvió una amenaza a Lasso: «si usted no saca adelante al país, lo haremos nosotros».

Y por eso la «lucha» será permanente, por eso «en 48 horas coordinaremos las condiciones logísticas, alimentaciones, vituallas, todo lo necesario para participar en las movilizaciones en Quito».

¿Cuando llegarán? No lo dijeron y aseguraron que por un asunto de estrategia no lo dirán; aseguran que ya han perdido mucho y ahora no quieren perder el factor sorpresa.

El dirigente indígena asegura que no pueden pagar créditos y por eso piden una moratoria de un año. «Hemos solicitado a través de su autoridad que convoque a todo el sistema financiero, público y privado, para aliviar las deudas, nos están quitando las casas, los carritos de trabajo».

Paro en Ecuador: «En lugar de exigir subsidio a combustibles, se debería apuntar a los fertilizantes»

Finalmente Iza devolvió una amenaza a Lasso: «si usted no saca adelante al país, lo haremos nosotros».

Y por eso la «lucha» será permanente, por eso «en 48 horas coordinaremos las condiciones logísticas, alimentaciones, vituallas, todo lo necesario para participar en las movilizaciones en Quito».

¿Cuando llegarán? No lo dijeron y aseguraron que por un asunto de estrategia no lo dirán; aseguran que ya han perdido mucho y ahora no quieren perder el factor sorpresa.

FUENTE: ECUAVISA