Una vez que Santiago Guarderas se posesione como alcalde de Quito, el Concejo Metropolitano deberá elegir a la persona que estará segundo en el mando, y si lo deciden, también podrían reestructurar las comisiones.

Ya se barajan algunas opciones para el efecto, aunque no hay un nombre específico, la concejal Analia Ledesma piensa que quien debería estar de vicealcaldesa es una mujer, puesto que cuando se posesionó Jorge Yunda, no se cumplió con la paridad de género.

Ledesma asegura que todas quienes conforman el legislativo municipal están capacitadas para ocupar ese cargo. Recuerda, además, que una vez que Guarderas ocupe la silla principal en el cabildo, su alterna se principalizará, lo mismo ocurrirá con la alterna del concejal Mario Granda quien falleció el pasado 30 de junio a causa del Covid- 19; con ello sumarían un total de 10 mujeres en el pleno. 

Gisela Chalá es una de ellas, en la administración de Yunda  ocupó la segunda vice alcaldía, pero los integrantes de su bancada, Compromiso social o Revolución Ciudadana, niegan que se vaya a proponer su nombre para esa función.

Luis Reina, edil de ese partido político, explica por qué: «no queremos que se piense que queremos arrebatarles la Alcaldía, por eso ningún miembro de nuestro movimiento será propuesto para ocupar la vice alcaldía» enfatizó.

Guarderas detalló que se posesionará como alcalde una vez que hayan transcurrido los tres días que dice la norma, luego de haber sido notificado con la resolución del Tribunal Contencioso Electoral, que ratificó la remoción de Jorge Yunda como alcalde de la capital. EL TELÉGRAFO