No termina de llegar la tranquilidad en el Municipio de Quito. Las últimas acciones de la Fiscalía llegaron, pero tarde, dice el concejal Fernando Morales, quien presentó una denuncia hace casi un año por presunta delincuencia organizada y peculado en el manejo de recursos del cabildo quiteño.

«Nos asombra la tibieza y demora de Fiscalía, como ya se les está yendo de las manos inician allanamientos que debían hacerlos por lo menos hace un año».

Más allá del número de detenidos para investigaciones, afirma que habría más involucrados. «En chats están nombres de testaferros, de quienes se han beneficiado en procesos», expone Morales.

Mientras que para la concejal Luz Elena Coloma, con las detenciones se reflejarían las intenciones de los involucrados. «Ocupaban sus cargos para aprovecharse», señala.

Por otro lado, el alcalde en disputa Jorge Yunda no se ha pronunciado sobre la detención de su familiar y colaboradores cercanos.

En el municipio de Quito indicaron que los temas están en etapa de investigación, y que el único organismo que puede pronunciarse al respecto es la Fiscalía. ECUAVISA