El sector de la construcción presentó observaciones a la decisión del Gobierno, a través del COE nacional, de aplazar la reanudación gradual de labores presenciales que se preveía desde ayer, entre ellas un proyecto piloto para su sector que incluía a las notarías, un actor importante de esa cadena.

Jaime Rumbea, presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios del Ecuador (Apive), aseguró que a nivel nacional esta paralización supera los $400 millones de créditos hipotecarios de hogares cuya mudanza quedó suspendida, aunque la casa está terminada y se haya pagado la entrada.

“Todo flujo de recursos quedó paralizado desde el 16 de marzo. Estas ineficiencias de servicio público, advertidas al COE nacional hace varias semanas, ponen en riesgo la cadena de pagos del sector construcción y con ella a los trabajadores, a los proveedores y las industrias de materiales, como a los acreedores bancarios e inversionistas”, lamentó.

Por su parte, Joan Proaño, gerente de la promotora Proaño&Proaño y vocero de Constructores Positivos, una organización que reúne a 600 representantes del sector de la construcción, señaló que en el piloto están seleccionadas 25 obras a nivel nacional que representan aproximadamente el 0,7 % de todos los trabajadores de la construcción que podrían reanudar labores.

Proaño espera que esta semana se aprueben los protocolos para reanudar las actividades en las empresas seleccionadas que deberán cumplir lo que dispongan los protocolos.

“El COE lo que nos ha dicho es que está revisando los protocolos y está aprobando las empresas para que reinicien labores en este plan de reactivación, se están haciendo todas las coordinaciones en el tema de salvoconductos, proveedores y demás y por eso es que se han tomado esta semana”, explicó Proaño, quien aseguró que se prevé reanudar actividades el próximo lunes 27.