Los técnicos de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria realizaron visitas de control a varios supermercados de Quito para verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria.

En estos controles se realizó la verificación de las adecuadas condiciones de limpieza de las bodegas, cuartos fríos, área de expendio, panadería y delicatessen para garantizar que los productos comercializados sean seguros para el consumo de la comunidad.

De igual manera se verificó que el protocolo de almacenamiento sea el apropiado, asegurándose de que no existan productos caducados o por caducar, temperatura adecuada para garantizar la cadena de frío de los productos que requieren refrigeración o congelación e inocuidad de los alimentos.

El equipo de ARCSA observó también que se encuentren implementadas las medidas de bioseguridad como indumentaria adecuada para el personal y disposición de desinfectantes para el uso del público y empleados.

En cada uno de los puntos revisados se brindan las recomendaciones técnicas correspondientes que permiten mejorar los procesos y precautelar en el cuidado de la salud de la población.

Estos controles son ejecutados de manera permanente por Arcsa; en lo que va del año se han realizado en Quito 503 controles en establecimientos de alimentos donde se ha verificado el cumplimiento de la normativa sanitaria. CL