Un candidato apoyado por Rafael Correa y un presidenciable designado por los indígenas se disputarían el sillón de Carondelet, si los comicios fueran mañana.

Eso, según la firma Global Analytic Group, en un estudio concluido a mediados de agosto, ahora revelado.

La investigación fue más allá y consultó, entre 1.200 encuestados a nivel presencial en el país, quiénes deberían ser los postulantes impulsados por Rafael Correa y por las organizaciones indígenas, respectivamente.

Los datos toman mayor relevancia cuando faltan horas para que las fuerzas políticas designen, mediante procesos internos como elecciones primarias o convenciones telemáticas, sus cartas presidenciales hacia 2021.

¿Los hallazgos? El 32 por ciento de quienes votarían por un designado por Correa cree que la escogida debe ser la asambleísta Marcela Aguiñaga.

El 28 por ciento se inclina por la hermana de exmandatario sentenciado, Pierina.

Este nombre habría sido considerado para las listas de asambleístas, en tanto el otro hermano (Fabricio) iría por cuenta propia en ruta hacia un cargo de votación popular.

Carlos Rabascall sale como tercero, en orden de preferencias. En cuarto lugar aparece María Isabel Salvador, seguida por el exsecretario de Correa y hombre fuerte en el Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh.

En cambio, el 51,7 por ciento de quienes dijeron estar inclinados a votar por un candidato indígena se pronunció a favor de Yaku Pérez.

Muy por debajo (con el 28,7 por ciento) se encuentra Leonidas Iza y aún más bajo es el porcentaje a favor de Jaime Vargas (13,9 por ciento).

En días pasados se evidenció una pugna interna entre los indígenas, cuando Pachakutik (brazo político de la Conaie) insistió en postular a Pérez.

La Conaie, por su lado, inclinaba la balanza hacia Iza, propuesto por organizaciones de base de Cotopaxi, esto es, sierra central.

La última palabra debería tomarse el 23 de agosto. Ese día, según el calendario electoral vigente emitido por el CNE, las organizaciones políticas deben haber llegado a acuerdos internos para definir candidaturas de consenso.

Según el estudio de Global Analytic Group, si las elecciones fueran mañana, el candidato correísta ganaría el 20,9 por ciento de adhesiones, mientras el postulante indígena el 20,8 por ciento.

En tercer lugar aparece el exvicepresidente Otto Sonnenholzner, quien hace pocas horas anunció su decisión de no participar en la contienda electoral.

En cuarto lugar quedaría Alvaro Noboa, seguido por Guillermo Lasso, quien acaba de anunciar su binomio presidencial, en la figura del médico y neurocirujano Alfredo Borrero.

Los datos de la firma Global Analytic Group, con sede en Washington, se basan en 1.200 encuestas presenciales, realizadas entre el 8 y el 15 de agosto. VISTAZO