La empresa  de agua potable de Quito sigue en la mira por las transferencias irregulares de más de un 1’300.000 dólares, enviados desde la cuenta de esta institución en el Banco Central hacia Estados Unidos y Hong Kong el 2 de junio pasado. 

Este martes, Verónica Artola, gerenta del Banco Central, reveló que el correo para autorizar las transferencias  fue remitido desde una computadora de la empresa municipal. 

“Tenía los requerimientos necesarios, el formulario que tiene que tener cada uno de los requisitos bien llenados. Incluso con las firmas autorizadas registradas en el Banco Central. Nunca las cuentas del Banco Central fueron hackeadas”, dijo.  

Artola afirma que se ha hecho el seguimiento al origen de ese correo electrónico.

Esta información ya fue enviada a la Fiscalía y a la Contraloría. 

Las transferencias realizadas al exterior, solicitadas por la empresa de agua potable de Quito, según su nuevo gerente, Luis Medina, no se justificaban:

671 mil dólares para el pago de camiones de eliminación de basura y 493 mil dólares para adquisición de mascarillas.

Esos montos ya fueron recuperados. 

Sobre los restantes 173 mil dólares para el pago de plantas industriales, transferidos a Hong Kong, el funcionario dijo “no están perdidos, los vamos a tratar de recuperar”.  

“El último pago ya llego hasta el usuario final y ahí es cuando ya tiene que intervenir otras instancias en Hong Kong para que puedan devolver esos recursos”, manifestó Artola.  

Mientras, continúan las investigaciones para saber quién y para qué se transfirieron esos valores de las arcas públicas de la capital. ECUAVISA