El informe epidemiológico presentado en la reunión realizada la tarde de este miércoles 9 de febrero del COE Metropolitano determinó que se pase de alerta naranja a amarilla.

Así lo informó el alcalde de Quito, Santiago Guarderas Izquierdo: “Tenemos muy buenas noticias, el índice de contagio ha disminuido, la positividad también, la capacidad de respuesta hospitalaria ha mejorado, todas estas circunstancias nos determinan que podemos pasar de alerta naranja a amarilla y por consiguiente se aplican los nuevos aforos de acuerdo a la Resolución No. 040”:

Francisco Viteri, secretario de Salud, indicó que se ha realizado un seguimiento de cinco semanas epidemiológicas consecutivas y que las últimas tres semanas hay una baja en la incidencia de casos positivos, del 62 al 42 por ciento. Todavía en el Distrito se solicitará la presentación del carnet de vacunación como una medida de seguimiento y prevención.