Escuchar la palabra covid sin duda nos atemoriza a la mayoría porque lo relacionamos con experiencias negativas y abrumadoras, pero en el ECU911 este nombre les hace olvidar la pandemia.

Se trata de «Covid» y «Variante», dos perritos que vivían en la calle y encontraron su hogar en el Centro de Operaciones de Emergencia ubicado en el sector del Itchimbía en Quito.

Alejandro Jiménez, evaluador de operaciones de la institución, menciona que “Covid” apareció al inicio de la pandemia, y de a poco se adueñó del lugar hasta ser parte del equipo.

“Juntamos dinero entre todos para su comida y medicinas, porque al comienzo llegó muy delgado, le hicimos hasta su propia credencial”, dijo entre risas.

Para los operadores del ECU911 que cada día reciben cientos de llamadas por casos de emergencia, y que durante la pandemia causó bastante estrés, la presencia de su amigo de cuatro patas representó  un alivio y una terapia para afrontar la difícil situación.

Byron, otro miembro del equipo, comenta que más allá de ser una compañía, los perritos se convirtieron en personajes cercanos para todos los miembros del equipo. Para María José, otra de las operadoras, tenerles cerca es llenarse de alegría.

«Covid duerme en posiciones muy graciosas, parece que sueña y ladra. Todos estamos tensos con las llamadas y cuando eso sucede es un alivio, nos reímos entre todos los compañeros”.

Variante, por otro lado, es más juguetón, es él quien recibe a la gente en la entrada del ECU. Alejandro dijo que es todo lo contrario de “Covid”.

El negrito es loco”, dice, mientras “variante” corría por las instalaciones. Gisela, otra de las funcionarias cuenta que se sube a las mesas y les molesta. “Es bonito tenerle aquí”. Como “Variante” y “Covid” existen miles de perritos abandonados que se merecen una segunda oportunidad.

Los miembros del ECU911 hicieron un llamado a los ciudadanos para que opten por la adopción como una de las opciones para salvar vidas y contribuir en la mejora de la difícil situación que atraviesa la fauna urbana en nuestra ciudad.

“Busquen un amigo en la calle, los perritos callejeros son los más fieles, ellos les pagarán con creces lo que hacen por ellos”.

Así nuestros amigos del ECU911 no solo cuidan nuestras vidas, además salvaron la vida de estos dos nuevos miembros de su equipo. EL TELÉGRAFO