El minuto de silencio dio el toque de nostalgia al recordar a las personas que fallecieron el pasado 16 de Abril en el terremoto que devastó la Costa Ecuatoriana.

Toque de trompetas que fue dentro del evento que realizó el Cuerpo de Bomberos de Quito para reconocer también el trabajo de rescate realizado por las integrantes de la Casaca Roja.

Acto que tuvo otro momento emotivo cuando Vanessa Baque y su esposo, dos de los sobrevivientes agradecieron la labor desarrollada por los Bomberos tras el 16 A. Vanessa en este acto relato como fue su rescate: ”Escuchaba solo la voz, pero no conocía la cara del señor que me decía; si hay algún sobreviviente por favor golpee. Hasta cuando el 18 que me rescataron vi que era el comandante Eber Arroyo”.

Para el bombero Juan Carlos Guanchala, el haber sido parte de los equipos de rescate, ratificó el principio de los bomberos, rescatar vidas.” Con 257 hombres y mujeres valientes que no rechazaron al llamado para buscar personas con vida, y no perdieron la esperanza de rescatar a sobrevivientes desde los escombros”, indicó.

Tras el terremoto; 257 bomberos que el domingo 17 de abril del 2016 empezaron con la ardua tarea de buscar de entre los escombros a quienes hoy son sobrevivientes.

El Comandante del Cuerpo de Bomberos de Quito, Eber Arroyo; resalto la labor de aquellos hombres que trabajaron más de 24 horas, en un intenso sol, y condiciones de extremo dolor al ver pérdidas humanas.

El secretario de gobernabilidad, Juan Zapata, precisó que hoy los Bomberos de Quito, están dentro de los grupos especializados en rescate.

Además de develó una escultura que fue tallada con materiales de la zona del desastre. En este evento se cantó canciones a Manabí, lugar donde se efectuó estas tareas de rescate. /Pichincha Universal