WAMBRA RAYMI LA FIESTA DE LOS JÓVENES

Como estaba previsto este jueves 9 de noviembre se realizó el primer foro de Culturas Urbanas   en las instalaciones de la UNASUR, invitación que realizaría la Casa de la Cultura Ecuatoriana CCE y el GAD Parroquial San Antonio de Pichincha.

El primer foro de Culturas Urbanas llevó a cabo la celebración y construcción de una juventud que quiere asumir nuevos retos, apoyando y generando diferentes propuestas que logren un cambio social. Francisco Ordoñez, director del Núcleo Pichincha de la CCE, inauguró el primer encuentro de Culturas Urbanas, cuyo objetivo principal fue construir un mandatado de los jóvenes, que sea considerado dentro de las políticas públicas, para luego entregarlo a las diferentes autoridades, y añadió que “No se puede hacer políticas públicas para jóvenes sin la participación de los jóvenes”.

Es importante mencionar, que estas nuevas tendencias culturales, son formas de ver el mundo, y su palabra debe ser escuchada y considerada, no solo por los jóvenes sino por todos quienes conformamos la sociedad, además que hay que reconocer que poco a poco han ido ganando espacio en ella.

Por ello en el transcurso del evento se tomaron varios temas a dialogar por parte de los ponentes, como Cesar Mantilla C. quien habló sobre la inclusión social; Alan Caiza  -Políticas Públicas; Eduardo Flor – Artes, difusión cultural y espacios públicos, uso e información; María Paulina Izurieta – Identidad y diversidad, consolidando la información con Marco que hizo referencia a la Identidad cultural ancestral.

Por otra parte “Byron” bajista de la banda Bothrops Atrox cuyo estilo se basa en un metal extremo contestatario, con letras profundas, que tienen que ver los conflictos sociales, manifiestó que “el valor que se le tiene que dar a toda expresión cultural, parte de las calles porque nace en ella y no es importante, ni legitimo estar la TV, o en algún Reality show, para que el arte sea reconocido”   Dejándonos como mensaje que es un compromiso de todos para lograr el cambio deseado empezando por cambiar esa construcción social que tenemos respecto al arte. /L. Vega