Abraham Muñoz acudió este lunes a la Fiscalía para dar su versión en la investigación por fraude procesal que pretende descubrir cómo se dio la «fuga aérea» de Daniel Salcedo Bonilla, el 8 de junio.

Abraham Muñoz era desde hace 3 años su entrenador personal.

Él aseguró que no sabía que su cliente y amigo usaba su nombre por lo que ha puesto la denuncia por suplantación de identidad.

Aseguró que desconocía sobre lo negocios del sospechoso.

Su abogada, Soraya Franco, indicó que su cliente no tiene propiedades, ni carros y que jamás habría viajado con Salcedo porque tampoco contaría con visa americana.

En poder de Noé Salcedo Bonilla se habrían encontrado credenciales adulteradas con la foto de su hermano Daniel.

Por este caso están procesados Salcedo, quien cuenta con orden de prisión preventiva y su novia, Jocelyn Mieles, quien porta un grillete y debe acudir semanalmente a la Fiscalía. EL UNIVERSO