Categorías: Quito

Derrumbes, caída de piedras y daños estructurales dejó el sismo en la capital

Anuncio

El temblor, de poca profundidad, sacó a la gente de casas y trabajos

Un sonido monstruoso brotó de la tierra y hubo dos movimientos, uno vertical y otro horizontal, que pusieron en alerta a los habitantes de Quito, que se volcaron a las calles a las 11:03.

El hipocentro del movimiento de 4,5 grados Richter se ubicó en Nayón a una profundidad de 4,3 kilómetros. Los ciudadanos compartieron por redes sociales los derrumbes sobre la avenida Simón Bolívar, la caída de piedras a la entrada del Túnel Guayasamín y daños en la mampostería de varios edificios.

Hubo 26 puntos de afectación, aunque no hay registros de víctimas mortales ni heridos. La infraestructura de la ciudad tampoco sufrió daños considerables, detalló la secretaria de Seguridad, Daniela Valarezo.

En la zona financiera y comercial de la capital, en el norte y centro-norte, hubo evacuación inmediata de los edificios. Los funcionarios, como de la Fiscalía y de ciertos ministerios, se desplazaron hasta las veredas, calles y diferentes zonas seguras.

Y ante esta realidad, la gente recordó el terremoto del 2016 en la Costa y el miedo a las réplicas se había difundido.

Sin embargo, Silvana Hidalgo, directora del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, explicó a diario EXPRESO que el sismo responde al movimiento de la falla de Quito, que va de norte a sur y está dividida en al menos tres segmentos grandes. “Cuando hay una acumulación suficiente de esfuerzo, se genera un movimiento que es justamente el sismo”.

La falla es una característica geológica de la ciudad y está presente desde hace varios cientos de miles de años. No es un fenómeno nuevo.

La experta puntualizó que existe una diferencia clave entre la falla de Quito y la de la Costa. La primera es una falla de corteza que produce sismos superficiales; mientras que la de la región costera es de subducción, es decir, cuando una placa se inserta lentamente por debajo de la otra.

Para la tranquilidad de los ciudadanos, Hidalgo afirmó que la geometría de la falla de Quito no permitiría que ocurran sismos mayores a los 6,5 grados, aunque advirtió que por la poca profundidad, la intensidad del movimiento debe ser observada.

La profesional, además, topó un tema trascendental: las construcciones. Estas deben estar hechas de tal manera que resistan un movimiento sísmico de semejantes características. “Es una combinación tanto del fenómeno natural como de los factores humanos, es decir, cuánta vulnerabilidad tenemos nosotros”, añadió.

Según el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, el sismo fue sentido en 13 cantones de Pichincha, Napo y Cotopaxi. Hubo dos réplicas, de 1,4º y 1º, imperceptibles ambas. EXPRESO

Anuncio
Cero Latitud

Cero Latitud es un medio de comunicación alternativo, conformado por jóvenes profesionales de varias especialidades, dirigidos a potencializar y visibilizar las diversas expresiones de nuestras parroquias rurales, riquísimas en tradiciones costumbres, e identidades.

Entradas recientes

Asociaciones de comerciantes regularizados destacan operativos de control a comercio informal en La Carolina

La tarde de este lunes, 29 de noviembre de 2021, en la Agencia Distrital de…

17 horas hace

Ómicron: los síntomas de la nueva variante de covid-19, según la médica que la descubrió en Sudáfrica

Desde su identificación, un número creciente de países han reportado casos de ómicron como Alemania,…

17 horas hace

ID y Pachakutik presentarán proyecto para la derogatoria de la Ley tributaria

El presidente Guillermo Lasso firmó el decreto que pone en vigencia la norma, esta Lay…

17 horas hace

El Gobierno aplicará nuevas medidas por la variante Ómicron del covid-19

Estos cambios son para evitar al máximo contagios en el país con esta nueva variante

17 horas hace

Japón cierra sus fronteras por la variante Ómicron y la OMS señala un «riesgo global muy alto»

Tras Israel, Japón se convierte en el segundo país en cerrar sus fronteras por la…

1 día hace
Anuncio