Dos jóvenes (menores de edad) fueron victimas de un asalto en San José de Morán, este viernes 19 de Julio, sobre las 14:00 de la tarde, en la calle Carlos Mantilla, según fuentes del suceso, el asaltó se produjo a pocos metros de la Plaza de San José de Morán.

Los presuntos asaltantes fueron 4 jóvenes, que asediaron a las victimas para sustraerles 2 celulares y otras pertenencias, uno de los presuntos asaltantes sostuvo por el cuello a una de sus victimas; dejandole heridas en el cuello, lo cuál fue certificado por el medico legal de la Unidad De Vigilancia Comunitaria CALDERÓN.

Presunto delincuente
El presunto asaltante fue reconocido por la víctima, este se encontraba en su domicilio en el barrio Nuevo Amanecer.

Según testigos el hecho; entre varios moradores del Sector pudieron dar con dos de los asaltantes.

Uno de ellos resultó ser un jóven vecino del Barrio Nuevo Amanecer (San José de Morán), el presunto delincuente, se encontraba en su domicilio en compañia de su madre. Quien afirmaba que el jóven pasó todo el día en el domicilio.

Una de las victimas de este suceso inmediatamente reconoció al jóven como una de las persona que le asaltaron.

En el lugar se encontraban dos miembros de la Policia Nacional, los mismos que después de escuchar la confesión del jóven, no pudieron proceder a detención del presunto asaltante, comentando que las leyes actuales no le permiten hacer dicha detención a pesar de la confesión del presunto asaltante confesó ser uno de los cómplices del asalto.

Otro miembro que presuntamente asaltó a los jóvenes fue aprendido con ayuda de vecinos en el Barrio de la Planicie, el jóven también menor de edad confesó a los moradores del barrio donde vivian los otros dos complices y que uno de ellos portaba un cuchillo.

Miembros de la Policia Nacional, reconocía al presunto asaltante como uno de los jóvenes que suelen estar en la Plaza de San José de Morán.

Este último jóven fue puesto a disposición de la Policia Nacional, el cúal fue llevado a la Unidad De Vigilancia Comunitaria CALDERÓN.

Según nuestras fuentes, el alto trámite burocrático, el horario de atención para este tipo de casos de la Unidad Correspondiente, el cuál cerraba a las 17:00, obligaba a las victimas a ir hacia la calle 9 de Octubre y Patria si querian finalizar el proceso, todo esto no ayudó a que fuera posible finalizar el proceso y poner la denuncia correspondiente.

Varios vecinos mostraban su malestar por la alta delincuencia de los que continuamente son víctimas, sintiendose impotentes ante tanta desprotección, exigien una mayor presencia policial, una revisión de las leyes actuales y que sea más ágil poder poner una denuncia.

Uno de los asaltantes