Dos personas murieron en la capital del Ecuador. Un menor de edad y una anciana, tras la explosión de un cilindro de gas en el restaurante ‘Nuevo Toronto’.

Según los últimos reportes del Servicio Integral de Seguridad (ECU911), el hecho fue reportado el 24 de diciembre a las 23:11 (hora local).

Luego del reporte acudieron a lugar del siniestro, Río Coca y 10 de Agosto, personal del Cuerpo de Bomberos de Quito (CBQ), la Cruz Roja Ecuatoriana, el Ministerio de Salud Pública, el Instituto de Seguridad Social y la Policía Nacional.

El ECU911 reportó la muerte de un menor de 7 años, mientras diarios locales informaban del fallecimiento de la anciana mientras recibía atención médica en un hospital. Según información de CBQ una parte de la estructura colapsó.


«Nos dirigimos a pasar un momento tranquilo por noche buena, pero nunca nos imaginamos que una desgracia así iba a pasar», dijo el joven Henry de la Cruz con su camisa manchada de sangre, presuntamente de su abuela, una de las víctimas.

Testigos del hecho confirmaron que la explosión también dejó una docena de autos con daños en parabrisas y carrocerías. El hecho se convirtió en tendencia en Twitter con el hashtag #Toronto.

Comunicado Oficial CBQ

Un comunicado del Cuerpo de Bomberos de Quito, emitido en horas de la tarde de este 25 de diciembre, señala que el restaurante siniestrado contaba con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE), otorgada por el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito.

Sin embargo, la investigación realizada por la Unidad de Investigación de Incendios del Cuerpo de Bomberos de Quito determinó a existencia en la segunda planta de la instalación de una central de gas clandestina,  totalmente cubierta por una pared.

Señala, además, una inspección de rutina al restaurante por parte de la Dirección Metropolitana de Gestión de Riesgos, en coordinación con la Administración Zonal Eugenio Espejo, en junio pasado, en la que no se evidenciaron anomalías en el local comercial.

Instalación ilegal

El secretario de Seguridad del Municipio, Juan Zapata, y el comandante del Cuerpo de Bomberos del Distrito, Éber Arroyo, informaron en rueda de prensa sobre la detención del dueño del restaurante, el retiro del permiso de funcionamiento del local de comida y otras acciones emprendidas por la Fiscalía General del Estado.

Arroyo indicó que en el sitio se descubrió una instalación ilegal de gas cubierta por una pared, en el segundo piso de las instalaciones del restaurante ubicado en una zona comercial de la ciudad.

Esas instalaciones “no fueron notificadas al Cuerpo de Bomberos”, que tiene la obligación de revisar, al menos una vez al año, las acometidas de gas para que éstas “no presenten peligro de fuga, incendios o explosiones”, añadió.

Recordó que el restaurante había sido inspeccionado en los dos últimos años, pero señaló que en ambas sólo se conocía de una instalación de gas ubicada en la planta baja del inmueble.

De su lado, el secretario de Seguridad del Municipio, Juan Zapata, lamentó el fallecimiento de un menor de siete años y confirmó la muerte de una mujer que había sido trasladada a un hospital de la ciudad en estado crítico.

Zapata anunció que el Municipio realizará todas las denuncias ante la Fiscalía General del Estado sobre el siniestro que también causó heridas a otras doce personas y daños materiales.

El Cuerpo de Bomberos hizo un llamamiento a la ciudadanía para que colabore con información sobre las normas de seguridad que deben cumplir los establecimientos comerciales. ANDES/EFE