El ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos, aseguró que Ecuador, también está en la capacidad de fabricar las vacunas contra la COVID-19, al igual que Argentina, Colombia y México, que han manifestado su interés en producirlas.

Para ello, se realizan varias negociaciones a escala diplomática e incluso el ministro de Salud, ha tomado contacto con farmacéuticas como Pfizer, AstraZeneca y Oxford.

“Con cada uno de estos laboratorios estamos procurando tres cosas como oferta a las compañías farmacéuticas”, afirmó.

La máxima autoridad sanitaria se refirió a una serie de condiciones que cumple el país para cumplir con este objetivo, como contar con un adecuado microcosmos, (gente que vive al nivel del mar y en la altura, corto tiempo de traslado vehicular o en avión, varias etnias disponibles y grupos etarios).

Asimismo, el manejo de cadenas de frío, tener alrededor de 3 mil dispensarios en todo el territorio nacional, centros médicos, hospitales y auxiliares de enfermería.

Adicionalmente, se ha determinado a quién darle la vacuna y cómo priorizar.

“Les ofrecemos que la vacuna se probará a través de un sistema público que ha estado más de 50 años trabajando y que funciona muy bien.

Estamos en un punto intermedio entre México y Argentina.

Tenemos abierto el
aeropuerto y magnificas
carreteras. ¿Por qué no hacerlo?”, agregó Zevallos, a tiempo de calcular que se necesitan al menos dos millones de dosis durante un tiempo determinado.

Cabe resaltar que Ecuador, previamente gestiona el acceso a la vacuna, junto a otros países latinoamericanos y del Caribe, a través del mecanismo internacional, “Covax Facility”, para su adquisición y distribución equitativa.

Esta iniciativa está liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), conjuntamente con la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunizaciones (GAVI-por sus siglas en inglés).

Reiteradamente, el ministro Zevallos ha hecho énfasis en obtener las dosis a un precio razonable. CL