El próximo 13 de septiembre se podrá circular libremente por todo el territorio ecuatoriano, habrá libertad para reuniones presenciales porque se acaba el estado de excepción.

El comité empresarial ecuatoriano lo ve como una oportunidad para acelerar la reactivación del sector productivo pero con precauciones. 

La reactivación implica el intento de recuperar la economía que durante los cinco meses de emergencia sanitaria, ha dejado pérdidas por más de 22 mil millones de dólares en ventas y casi el 50% pertenece al sector comercial según, la Federación Nacional de Cámaras de Comercio del Ecuador.

Mientras que desde el sector turístico reclaman al gobierno un plan de reactivación al término del estado de excepción. 

A pesar de esto, también existe un temor por volver al confinamiento por un eventual rebrote en el país, y que pueda agravar la crisis económica, por eso aseguran que las empresas mantendrán el teletrabajo y cumplirán con mantener el aforo presencial limitado en medio de la presencia del virus.