Ecuador anunció que no renovará el estado de excepción declarado en los centros penitenciarios del país ante la oleada de violencia que se ha vivido este año, por lo que la medida llegará a su fin este martes 28 de diciembre del 2021.

El viceministro del Interior, Max Campos, confirmó la decisión del Ejecutivo, aunque matizó que la Policía y las Fuerzas Armadas seguirán teniendo presencia en las cárceles según sus competencias.

«Este momento, al finalizar el estado de excepción, y después de la reunión que se tuvo en el Gabinete de Seguridad, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional continuarán, sin necesidad de que esté el estado de excepción, apoyando al Servicio Nacional de Atención Integral a las personas privadas de la libertad y adolescentes infractores (SNAI)», indicó Campos en radio Sonorama.

Los soldados y agentes de la Policía se mantendrán en el exterior de los centros, aunque tendrán la facultad de intervenir si se produce algún motín o actos de violencia en el interior.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, decretó el pasado 18 de octubre el estado de excepción en las cárceles con el objetivo de «controlar» y «restablecer» su normal funcionamiento tras la oleada de violencia que se ha vivido en los últimos meses.

En base a esta medida, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional estaban habilitadas para llevar a cabo controles de armas, inspecciones, patrullajes durante las 24 horas del día y requisiciones de droga, entre otras acciones.

El país atraviesa una crisis de seguridad que dejó varias masacres en centros penitenciarios del país y ha enfrentado a varias bandas. La última de ellas, en la Penitenciaría del Litoral, dejo 65 ppl fallecidos, mientras que el número total de ppl muertos en el 2021 asciende a 327, en comparación con la cifra del 2020, cuando fueron 52. EL TELÉGRAFO