María Paula Romo, ministra de Gobierno, detalló que todas las provincias permanecerán en rojo en el semáforo y que las restricciones se mantendrán como hasta la fecha.

Esto implica que el semáforo rojo continuará vigente en las 24 provincias y se esperarán los resultados de las pruebas del Covid-19 para analizar si desde la semana del 27 de abril algunas zonas pueden pasar a semáforo naranja o verde de manera paulatina.

Esta decisión se toma ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, que ya ha cobrado la vida de 421 personas diagnosticadas con covid-19.

Anunció también que se realizarán pruebas pilotos relacionadas a movilidad en ciertas actividades económicas, autorizadas por el COE como lo logístico y de salud.

Una de los sectores que tomarán en cuenta será el de la construcción.

“Trabajaremos con protocolos de seguridad, por ejemplo, que los trabajadores entren en turnos y sean controlados sus síntomas de salud. Esto no quiere decir que todo el sector podrá reanudad sus actividades, serán proyectos puntuales”, determinó.

Romo señaló que esto les permitirá establecer indicadores para abrir nuevos sectores de la industria y comercio.

Informó que en el COE Nacional autorizarán la operación de empresas comercializadoras de suministros de oficina, pero con restricción específicas como la entrega a domicilio, facturación electrónica y realizar ventas en línea.

Recalcó que no han analizado la posibilidad de aislar a ninguna provincia del país, pero que sí se refuerza el control en los pasos interprovinciales.

“Hemos identificado a pasajeros que intentan pasar dentro de los camiones que llevan alimentos. Recordamos que el mal uso del salvoconducto será sancionado”, dijo.