En seis provincias del Ecuador hay 68 casos de la nueva variante Ómicron, según la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud Pública (MSP). Es decir, 44 más de lo reportado el lunes 27 de diciembre. En esa fecha hubo 24 contagios con dicha mutación.

Guayas y Pichincha encabezan el listado con 33 y 30 casos, respectivamente.  Las 68 personas positivas para Ómicron, así como los sospechosos, están en cerco epidemiológico y bajo vigilancia médica.

A estos se suman otras variantes, como Delta, Alpha, Gamma, Iota, Lambda, Mu y otras identificadas. En total, en Ecuador se han encontrado 3.353 casos de mutaciones –incluida Ómicron-. Predomina Delta, con 1.256 casos. Le sigue Mu, con 542; Iota, con 353; Gamma, con 345; Lambda, con 304; Alpha, con 266; y otras, 218.

En las últimas semanas, esta cartera de Estado ha evidenciado un aumento de contagios. Esto responde a las aglomeraciones y eventos correspondientes a los feriados y eventos de Navidad y Fin de Año.

Sin embargo,  el monitoreo y la vigilancia epidemiológica son permanentes en las 24 provincias del país. Incluso, el MSP dispuso de 1.326 puntos de diagnóstico, en caso que los ciudadanos presenten síntomas respiratorios asociados con el coronavirus. Entre ellos, tos, fiebre, dolor muscular, falta de olfato y gusto.

El MSP además mantiene la inmunización contra la COVID-19 para garantizar la salud de las familias. En ese sentido, el Ecuador tiene el stock suficiente de vacunas. Hasta el 2 de enero de 2022 ha recibido 32,6 millones de dosis de las farmacéuticas Pfizer, Sinovac, AstraZeneca y Cansino (unidosis).  

Con corte al 31 de diciembre de 2021 se registra 13.747.902 primeras dosis (85.41%) y 12.690.481 segunda dosis (78.84%). En cambio, 1.127.965 dosis de refuerzo.

Administración del refuerzo desde 18 hasta 59 años

Con el objetivo de minimizar el impacto y la aceleración de la nueva variante Ómicron y otras, el MSP aplica desde este lunes 03 de enero de 2022 el refuerzo contra la COVID-19 a la población que tiene entre 50 y 59 años. El único requerimiento es que hayan cumplido cinco meses de la colocación del esquema completo (dos dosis).

En cambio, las personas entre 18 y 49 años también podrán recibir el biológico de refuerzo al cumplir seis meses de la administración del esquema completo. En ambos casos, las personas deberán acercarse a los centros de vacunación con el carné o el certificado de inmunización.