El ministro de Exteriores de Ecuador, Juan Carlos Holguín, ha explicado que su cartera se mantiene a la espera de que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) del país avance con el proceso de extradición del expresidente Rafael Correa para entonces explicar su situación en Bélgica.

La CNJ solicitó formalmente el pasado viernes a Bélgica la extradición Correa, sobre el que pesa una condena de ocho años de cárcel por su presunta implicación en una trama de sobornos. Tras esto, se confirmó que las autoridades belgas habían decidido conceder asilo político al expresidente.

Así pues, Holguín ha incidido en una entrevista para el canal de televisión Teleamazonas en que las autoridades ecuatorianas ya han iniciado el proceso de extradición y que cuando este se concrete, será entonces el momento de explicar «la condición» de Correa en el país europeo.

En este sentido, ha aclarado que el Ministerio de Exteriores ecuatoriano «no es un actor político ni judicial», por lo que se mantiene a la espera de la decisión de las instituciones belgas para actuar.

Más allá de estas particularidades, Holguín ha querido dejar en claro que en Ecuador «no hay persecución política» y que el Gobierno es «respetuoso con la división de poderes»

Correa, condenado por un delito de cohecho en un caso que ha salpicado también a otros miembros de su antiguo Gobierno, siempre ha defendido que es víctima de una persecución política, algo que ha reivindicado incluso ante las autoridades belgas. EUROPA PRESS