El proceso de vacunación en el Ecuador no se detendrá, según informó la ministra de Salud. La mañana de este lunes 4 de abril de 2022 se refirió al tema, durante una entrevista con el informativo Noticias7, para ratificar el plan que efectuará su cartera de Estado.

Cada cinco meses los ecuatorianos podrán colocarse la dosis de refuerzo. “Mientras las vacunas estén disponibles a nivel mundial, seguiremos inoculando”, añadió.

Sin embargo, el Ministerio de Salud también estará al tanto de los avances científicos, como el biológico estacional en el que trabaja Sinovac para combatir a la variante Ómicron. Está previsto que esa vacuna se suministre una vez por año.

Mientras tanto, el Gobierno inmunizará con los fármacos existentes a la población, cuyo periodo de inmunidad es de cinco a seis meses. “La cuarta dosis va a ser para toda la población”, mencionó. Los ciudadanos mayores de cincuenta años y con más de cinco meses desde la tercera dosis ya pueden acceder por el refuerzo.

En el Ecuador, más de cinco millones de personas se han vacunado con tres dosis. El 85% de todo el país tiene al menos dos, es decir, el esquema completo. Además, la tendencia epidemiológica está a la baja.

“En la última semana tuvimos 2.956 casos positivos a nivel nacional. En la tercera semana epidemiológica (enero) registramos 52.000 casos”, comentó. Según la ministra, en el país ya no hay casi hospitalizaciones por el virus y el índice de positividad es del 5%.

Uso obligatorio de mascarillas

Ante el estado epidemiológico del país, Garzón señaló que en mayo se retiraría el uso obligatorio de mascarillas en lugares abiertos. La ministra mencionó que las medidas de bioseguridad podrán relajarse debido a los indicadores positivos y a la evolución de la pandemia en el Ecuador.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional tiene previsto sesionar el 3 de mayo y emitir una resolución sobre la obligatoriedad del cubrebocas. Para ello analizarán el índice de contagios por el feriado de Semana Santa, que se conmemorará el 15 de abril. 

enfermedad que se está volviendo endémica», manifestó Garzón. «Todo el año tendremos pocos casos, sobre todo en las personas que no se vacunen, pero en ciertas estaciones habrá picos que coincidan con la influenza», acotó. Se estima que entre julio y agosto habrían estos rebrotes, claro que sin la magnitud de años anteriores.