El martes, con 100 votos a favor de 129 asambleístas presentes, el Legislativo dio el paso de derogar la reforma tributaria, justo un año después de que Lasso sacara mediante un decreto la ‘Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la pandemia de Covid-19’.

Esa reforma tributaria modificó los rangos de los impuestos a la renta para las personas y redujo las deducciones en gastos, de $14.000 a $5.000.

Ayer, en un desayuno con integrantes de la Cámara Oficial Española de Comercio e Industria de Quito, el Ministro se refirió a la decisión de la Asamblea como una «bomba» que provocaría la pérdida «de mil millones de dólares» al presupuesto, algo que, incluso, podría poner en riesgo el acuerdo con el FMI, dijo.

No obstante, recalcó que Guillermo Lasso vetará totalmente la decisión de la Asamblea «por inconstitucionalidad» y eso «nos deja tranquilos».

«Hoy he estado hablando con el Fondo, y el Presidente va a hablar con la Presidenta del Fondo también, para dar esa tranquilidad«, dijo Arosemena al ser consultado sobre las repercusiones de la decisión de la Asamblea de cara al acuerdo con el FMI.

El Ministro apuntó que, aunque tienen treinta días para el veto, era importante aclarar la situación ante el FMI, «porque nosotros trabajamos en equipo con los multilaterales, con el Banco Mundial, con el Banco Interamericano de Desarrollo, con el Fondo Monetario».

«Ellos nos apoyan con recursos al 2% de interés, cuando para colocar bonos soberanos hoy tendremos que hacerlo casi que al 20%», dijo al asegurar que Ecuador tiene con el FMI «una relación muy fluida» e interesa «tener la información clara».

Nuevo desembolso

El ministro confirmó que tienen reunión de directorio el próximo 14 de diciembre, tras lo cual esperan un nuevo desembolso del FMI por $700 millones, en el transcurso de la última quincena de diciembre.

Según el ministro, «será la primera vez en más de dos décadas que se logre culminar con éxito un acuerdo con el Fondo». EFE/LA HORA