A los anuncios de manifestaciones de la a Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se sumaron los transportistas urbanos de Pichincha.

La tarde de este 25 de octubre de 2021, durante una rueda de prensa, anunciaron que el 26 e octubre de 2021 trabajarán desde las 09:00 (no antes). «De forma inmediata y con todo respeto le solicitamos (al Gobierno Nacional) que al transporte urbano de Quito y de todo el país, nos conceda una reunión», dijo Jorge Yánez, presidente de la Federación de Transportistas Urbanos.

Esta paralización parcial de los buses no afecta la circulación de las unidades de Trolebús o Ecovía, que sí estarán activos.

Paralizar el transporte es un delito

La suspensión del transporte público es un delito. El artículo 326 de la Constitución ecuatoriana establece la prohibición de la paralización del transporte público. Con base en esto, unas 300 personas fueron detenidas por actos vandálicos y paralización del servicio de transporte tras las protestas de octubre de 2019.

El artículo 346 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) señala que «la persona que impida, entorpezca o paralice la normal prestación de un servicio público o se resista violentamente al restablecimiento del mismo será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años”. 

FUENTE: LA HORA ECUADOR