Este martes, 28 de diciembre, Santiago Guarderas, alcalde del Distrito Metropolitano de Quito, junto a la Administración Zonal y el Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) parroquial, entregaron el asfaltado de la calle Carapungo, arteria principal de la parroquia Calderón.

La intervención comprende el asfaltado de esta calle que va desde la avenida Panamericana Norte hasta la calle Antis, vía principal de la centralidad de la Parroquia Calderón. La obra beneficia aproximadamente a 200 mil habitantes de barrios y conjuntos de la zona.

El trabajo fue priorizado por representantes barriales y moradores, además ejecutado por la Administración Zonal Calderón a través del proyecto de Infraestructura Comunitaria. La intervención comprende la colocación de la carpeta asfáltica en un área de 7.957 metros cuadrados, con una longitud de intervención de 760 metros lineales. La obra se ejecutó en 75 días, con una inversión aproximada de 319 mil 411 dólares.

El alcalde Santiago Guarderas manifestó que es un placer entregar esta calle importante que fue abandonada por 30 años. “Es un trabajo realizado con el GAD parroquial, quien construyó los bordillos, constituye un ejemplo de compromiso por la ciudad”, expresó.

Añadió que en el 2022 se atenderá de manera prioritaria a las 33 parroquias rurales del Distrito Metropolitano. “La anterior administración dejó el 75 % de la maquinaria destruida y con el 25 % restante se trabaja las 24 horas y los 7 días a la semana para atender a la ciudad”, agregó.

El próximo año se intervendrán en 70 vías de la ciudad con la inversión de 10 millones de dólares, así como la iluminación de 166 parques.

“Calderón forma parte del convenio que se suscribió con las parroquias rurales para que sus GAD puedan acceder a recursos. El capital es de 10 millones de dólares que se desembolsará de acuerdo a la presentación de proyectos, mismos que serán calificados por la Empresa de Obras Públicas”, concluyó.

Lilian Andrade, moradora del sector, dijo que es una satisfacción ver la calle Carapungo asfaltada. “Gracias a las autoridades por facilitar la obra en beneficio de Calderón”, dijo.

Luis Bedón, vecino de la zona, manifestó que importante ver la calle organizada y asfaltada. “Felicitaciones a las autoridades que han dado esa mano a favor del bienestar del pueblo, del barrio y en beneficio de toda la población”, explicó Bedón.

El centro parroquial constituye la centralidad económica de aproximadamente 500 barrios y conjuntos. Esta zona es el principal centro de abastecimiento de productos de primera necesidad. También, dispone de instituciones financieras, entidades públicas y privadas, de servicio ciudadano.

Además, posee atractivos turísticos como el mazapán y el tallado de madera e íconos patrimoniales como: la iglesia central, parques, miradores y otros. La ubicación estratégica originó que varias instituciones educativas se instalen en ella, entre las que constan: Colegio Abdón Calderón, Escuela Tarqui y Suiza.