En 2019, Jorge Yunda fue elegido Alcalde de Quito, por el movimiento Unión Ecuatoriana.

De acuerdo al Consejo Nacional Electoral (CNE), Yunda obtuvo 296,096 votos (21.4% de los votos válidos).

Aunque el porcentaje de votos fue bajo, poco a poco, Yunda fue ganando popularidad. Pues, para dialogar con los transportistas jugaba ecuavóley y hasta se presentaba con su grupo Sahiro, en fiestas de Quito.

Así, su equipo de comunicación empezó a llamarlo ‘el Alcalde del pueblo’.

En 2020, en medio de la pandemia, su popularidad despuntó. La consultora ‘Mitofsky’ lo ubicó como el segundo alcalde del continente, con 89 puntos sobre 100 posibles. Esto, a pesar de haber sido criticado por su actuar durante el paro de octubre de 2019, que le representó a Quito pérdidas por más de $290 millones.

Todo con base a la oportuna adquisición de pruebas para detectar la Covid-19, en Quito. Sin embargo, quedó envuelto en enredos legales cuando se abrió una investigación por peculado, que actualmente lo mantiene en juicio. 

Promesas sin cumplir

Jorge Yunda planteó la construcción de vías como la Nueva Occidental, la prolongación de la ruta del Metro de Quito (que no podrá inaugurar) y la construcción de pasos elevados, como solución al tráfico de la capital.

Lo cierto es que nada de esto se ha cumplido.

FUENTE: LA HORA ECUADOR