Quito vive días difíciles por el covid19. Más de 119 mil personas están contagiadas incluso, el virus arrebata a familias enteras.

En esta guerra silenciosa, no todos ganan la batalla. A diario, el virus se lleva cientos de vidas dejando a familias incompletas, es difícil pensar que pueda arrebatarnos a un ser querido.

Pero es aún más complicado imaginar, que se lleve a tres.null

Historia de Enrique Chacha quien solo puede comparar lo que le ocurrió, con una historia de terror.

Cuenta que en febrero su hermana de 46 años se contagió de covid. El virus fue agresivo  y terminó intubada,  el 11 de febrero falleció. Mientras a la par sus padres quienes también se habían contagiado empezaron a empeorar .

Él siendo el único que podía hacerle  frente a la  emergencia familiar explica que no tuvo tiempo ni para llorar por la partida de su hermana. Dos días despúes su madre se complicó y también falleció.

Cuando aún quería entender porque el virus se ensañó con su familia, la muerte los seguía acechando. Al no encontar un espacio en la unidad de cuidados intensivos, en Quito, su padre, también perdió la batalla.

Él se quedó a cargo de su sobrina. Dice que por ella se levanta todos los días a trabajar pues debe sacarla adelante . Es operador de video vigilancia en el ecu 911, donde a través de las llamadas asistió a familias que atraviesan momentos similares.

Dice que aunque es triste, quiere que su historia se conozca. Para que sepan que la pendemia no ha terminado, que el virus puede arrebatarte de la noche a la mañana a los seres que más amas. ECUAVISA