La Asamblea Nacional decidió cancelar la sesión virtual N.° 836, en la que tenía previsto posesionar a los vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). 

Por ahora, la entidad trabaja solo con dos miembros, pues cinco funcionarios están con licencia, ya que impulsan sus campañas de reelección.

Los dos que quedan, Hernán Ulloa y María Fernanda Rivadeneira, no pueden sesionar por la falta de cuórum.

“No entiendo cuál es la estrategia. ¿No es conveniente que posesionen a los vocales suplentes para que el CPCCS pueda sesionar?”, se quejó el vocal suplente Carlos Figueroa.

El también vocal suplente Aland Molestinareaccionó ante la cancelación de la sesión plenaria.

Una vez más, la Asamblea Nacional juega su carta de abuso de poder, cuando en un intrincado político cancela la sesión 836 del Pleno de la Asamblea en la que consejeros suplentes seríamos posesionados”.

Para Molestina, la Asamblea pretende “dilatar” el funcionamiento del CPCCS “e impedir que cumpla con sus funciones para la designación de las diversas autoridades del país… La Asamblea pretende esperar los resultados del 5 de febrero para que los aliados de este boicot sean los que designen a las futuras autoridades”, agregó.

Un CPCCS incompleto no puede reconsiderar la votación para la designación del presidente del Consejo de la Judicatura. Por ello, quien sigue en funciones es Fausto Murillo, quien no cumple con los requisitos de la Constitución.

FUENTE: EXPRESO