El Ejército de Ucrania ha llamado a la población de Kiev a resistir «por todos los medios» el ataque ruso mientras el Ministerio del Interior ha confirmado la distribución de un total de 25.000 armas automáticas y más de 10 millones de cartuchos de munición entre la población de la capital ucraniana bajo la presunción de que, como apuntaba el presidente, Volodimir Zelenski, «miles de militares rusos» ya se encuentran en el país.

El ministro del Interior ucraniano, Denis Monastirski, ha anunciado la entrega de las armas automáticas — junto a otras antitanque — en un vídeo publicado este sábado en el que asegura que «Kiev se defenderá a sí misma» y ha expresado igualmente su orgullo ante el carácter de una población «organizada y que no ha recurrido ni al robo ni a los saqueos».

Todo ello después de que el Ejército ucraniano animara a los ciudadanos a «cortar árboles, construir barricadas, quemar neumáticos» y a «usar todo lo posible» para impedir el avance de las tropas rusas, según un comunicado publicado en Facebook.

«Los ocupantes deben comprender que aquí no se les quiere y que vamos a hacerles frente en cada calle hasta que les entre el pánico con solo mirar a nuestras ciudades», ha aseverado el Ejército.

Todo ello después de que este sábado, el jefe del Estado ucraniano avanzara que «más de 100.000 invasores están en nuestra tierra», en referencia a las tropas rusas, a las que acusó de «disparar sin miramientos contra edificios residenciales», hizo saber en su cuenta de Twitter.