El presidente de Ecuador, Guillemo Lasso, ha firmado este miércoles un aumento del salario mínimo hasta los 450 dólares estadounidenses (431 euros), lo que supone un aumento de 25 dólares con respecto al Salario Básico Unificado (SBU) de 2022, que se encontraba en 425 dólares (407 euros).

Después de que sindicatos y la patronal no hayan llegado a un acuerdo para fijar un nuevo salario mínimo, Lasso ha anunciado la medida, que deberá establecerse a partir del 1 de enero de 2023, ha informado ‘El Comercio’.

«Los empresarios no se pusieron de acuerdo con el ministro del Trabajo y de acuerdo con la Ley me toca dirimir a mí como presidente de la República. Y hoy, delante de ustedes, firmaré el decreto para incrementar el salario mínimo vital de 425 a 450 dólares», ha afirmado el mandatario en un mensaje televisado a la población del país.

Asimismo, Lasso ha asegurado que «el país va bien» y que Ecuador está creciendo. «Las empresas están vendiendo, tienen sus dificultades y trabajaremos para resolver esas dificultades, pero están vendiendo más que nunca», ha sostenido el mandatario ecuatoriano, motivo por el ha instado a que se comparta «ese éxito» con los trabajadores, según ha recogido ‘El Telégrafo’.

La resolución incluye, además de los empleados en general, a trabajadores de la pequeña industria, agrícolas y del hogar, así como operarios de artesanías y colaboradores de la microempresa.