El presidente de la República, Guillermo Lasso, cesó de sus funciones a la ahora ex comandante general de la Policía Nacional, Tanya Varela. El mandatario anunció en rueda de prensa que el general Carlos Cabrera asumirá el cargo.

Previo al anunció, Lasso detalló que en los que va del año 2022, las autoridades han decomisado 15 toneladas de cocaína, equivalentes al triple de lo decomisado durante el mismo período del 2021, año en el que se decomisó 210 toneladas de droga.

Detalló que las muertes violentas en el país son las consecuencias de las acciones realizadas por las autoridades para impedir la expansión del narcotráfico en el territorio nacional y a través de sus puertos.

“Dichas acciones tienen como consecuencias el aumento de muertes violentas en las calles. Como ha sucedido durante el mes de enero, en particular este fin de semana. Donde los ajustes de cuentas son en el efecto de estas incautaciones que generan urgentes pérdidas económicas a las mafias transnacionales. La reducción de estos territorios, donde en el pasado actuaban a sus anchas, provoca una competencia entre las distintas bandas del narcotráfico”, justificó el mandatario.

En su intervención desde la gobernación del Guayas, informó también que, el próximo martes 25 de enero, enviará a la Asamblea Nacional un proyecto de ley, que entre otras cosas, pretende el regular uso progresivo de la fuerza, y hacer reformas a varios cuerpos legales para el fortalecimiento de la seguridad ciudadana.

También ha dispuesto que el viceministro del Interior, Max Campo, se traslade hasta la ciudad de Guayaquil para dirigir, desde el Cuartel Modelo, las acciones de inteligencia que se ejecutarán desde hoy en distintos sectores de la ciudad. Refirió que junto a las Fuerzas Armadas y los 1 100 agentes que se suman a la Policía Nacional para reforzar esta jurisdicción, iniciarán operativos simultáneos.

A las disposiciones anunciadas por el mandatario esta tarde, se sumó la entrega de 9 millones de dólares del presupuesto general del estado a la Policía Nacional, para que  «de manera inmediata lo invierta en equipamiento para sus operaciones«. También enfatizó en que  reforzará la seguridad en la frontera norte del país con ayuda de las Fuerzas Armadas para impidiendo el ingreso de droga, armas y municiones.

Por su parte, la alcaldesa de Guayaquil, Cinthya Viteri, informó que propondrá a la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) reparar la falta de alumbrado público en la ciudad que generan inseguridad en ciertas zonas de la Urbe, a cambio de que la empresa descuente este gasto de la factura que debe pagar el Municipio de Guayaquil por consumo del servicio. EXPRESO