Desde las once horas del domingo 29 de enero el estadio empezó a llenarse de hinchas tanto de Nayón como de Puéllaro.

Puéllaro inició el ataque con una jugada del centro delantero Wilson Pozo (8) quien burló el off side, lamentablemente este bombazo besó el travesaño el cual lo envió fuera del área de juego.

Luego de esta jugada, Nayón empezó su juego, desbordante con precisión y juego rápido, esto provocó que dos goles se dieran en los diez minutos de juego. El primero, vino luego de que le jugada naciera de los pies de David Calderón (16) quien por su lado derecho logrará un pase a Sebastián Pillajo (5) quien sobrepasó la zaga Puellareña cayendo en el área penal y levantándose anotó un gol con clase, el cual puso a la barra de Nayón a cantar.

El segundo gol se dio luego de que Sebastián Pillajo (5) diera un pase a Ricardo Simba (10), jugador de la vieja escuela, quien con su velocidad logró un pase cruzado en el área chica a Darío Arroyo (9) y este no desaprovechó la oportunidad de convertir el segundo tanto.

Puéllaro no lo podía creer, su estrategia cayó por el suelo y a pesar de los intentos fallidos de José Cárdenas (11) quien no descansó en buscar el arco rival, sin embargo, el arquero Bladimir de la Cruz (1) estaba atento a cada jugada y en otras ocasiones el travesaño y los parantes hacían alarde de su existencia, ya que no permitieron que ingrese el balón.

El gol de Puéllaro se dio de penal. Un tiro de esquina se dio y al intentar sacar la número cinco del área visitante y en lugar de sacar el balón una patada fortísima hiso que Marco Cárdenas (15) cayera y saliera del campo de juego a recuperarse.

El encargado de ejecutar el penal fue José Cárdenas (11) quien con un zapatazo engordó la malla por el lado derecho. Parecía su que Puéllaro estabilizaría su juego, pero no fue así, ya que al intentar llegar a campo contrario desatendió del medio campo y esto provocó que se venga un contragolpe nuevamente con David Calderón (16) quien hizo un pase por los cielos a Ricardo Simba (10) y este se elevó para alcanzarla y sumar el tercer gol.

En el segundo tiempo Nayón poco daño hizo, mientras que Puéllaro subió su nivel de juego, si embargo, no logro sumar el marcador.  Marcador final: 3×1 a favor de Nayón.

La esperanza para Puéllaro sigue viva, recordemos que para ingresar a esta llave  perdió de visitante 3×1 ante Guayllabamba y en casa se reivindicó con un 3×0. Todavía nada eta dicho, ya que, en este deporte, el gol lo dice todo.

Pero ahí con quedo todo, a los veinte minutos de juego otro gol se sumaría al marcador amarillo. /J. Burga

EN FOTO: Selección masculina futbol senior Puellaro

 

EN FOTO: Selección masculina futbol Senior Nayón

[useful_banner_manager banners=5 count=1]