0db1de2be923c3b4164afc35f61cb61a_xl

Por: Asbel López de RFI

El candidato anti-sistema, contra el que casi todos los medios de Estados Unidos se habían opuesto, ganó las elecciones. Trump reemplazará a Obama en la Casa Blanca. Para sus simpatizantes, el millonario, anti-inmigrante, machista y exestrella de telerrealidad encarna el cambio.

De nuevo, como ya ocurrió con el Brexit y el No en Colombia, es una gran sorpresa porque el resultado no había sido previsto por las encuestas. Trump no solo derrota a Clinton sino que lo hace cómodamente. Una vez más, el voto oculto ha burlado a las encuestadoras.

“No hemos entendido el país en el que estamos viviendo”, escribió el premio Nobel de Economía Paul Krugman en el New York Times poco antes de que se anunciara la derrota de Clinton.

En cambio Trump, que nunca había sido elegido, sí ha sabido interpretar los temores de una clase media blanca frustrada en un mundo en mutación. Para los seguidores de Trump lo que ha ocurrido en las urnas es no solo un cambio, sino un revolcón.

Su promesa de poner patas arriba a la elite de Washington, representada por la pareja Clinton, es un hecho. Una mayoría de estadounidenses votaron a favor del candidato que la inmensa mayoría de los medios criticaban y contra el que muchos de ellos se habían declarado abiertamente en contra. Sus seguidores aprecian, justamente, su manera directa de hablar, sin plegarse al discurso políticamente correcto.

“Voté por Donald Trump. No sé mucho, no soy muy educado. Pero él dice lo que se le pasa por la cabeza. No le da miedo opinar cosas que pueden irritar a los demás», dijo a la AFP Peter Fernández, un lavaplatos de 21 años originario del enclave cubano-estadounidense de Hialeah.

Algunos de los seguidores de Trump se muestran indulgentes con la violencia verbal y los excesos de lenguaje del candidato republicano, las denuncias de varias mujeres que dijeron haber sido toqueteadas por él, las bromas vulgares y machistas, los insultos contra numerosas minorías, entre otros, los latinos y los musulmanes.

“No me gusta la manera en que habla pero creo que lo va a corregir”, dice también a la AFP Aura Montoya, una colombiana de 60 años, niñera y empleada doméstica.

Hay también los que lo comparan con el expresidente Ronald Reagan. “Trump será un gran presidente”, dijo R. Raju, de 70 años. “No será solamente bueno, sino grandioso. Es como Ronald Reagan. ¿Y qué piensa de Hillary? “Soy de India. Los países del tercer mundo actúan como los Clintons”.

El presidente electo Trump pronuncia un primer discurso conciliador

0db1de2be923c3b4164afc35f61cb61a_xl

FOTO: RFI Español

En su primer mensaje como presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump dijo este 9 de noviembre en la madrugada que será el mandatario ‘de todos los estadounidenses’, y se comprometió a trabajar en pie de igualdad con todos los países.

“Ha llegado el momento de que Estados Unidos cierre las heridas de la división, debemos unirnos: A los republicanos, ,a los demócratas y a los independientes de esta nación les digo que es hora de que unirnos”, dijo Trump este miércoles en su primer discurso como presidente electo, luego de que Clinton aceptara la derrota.

En un mensaje a la comunidad internacional, que acompañó en vilo la elección estadounidense, Trump dijo que “vamos a tratar a todos con justicia. A todos los pueblos y todas las naciones. Buscaremos terreno común y no hostilidad; asociación y no conflicto”.

Rodeado por sus familiares, el nuevo presidente estadounidense dijo que su adversaria, Hillary Clinton, lo había llamado por teléfono para felicitarlo por su victoria y afirmó que Estados Unidos tiene una “deuda de gratitud” con Clinton. RFI