Tristeza, ira e indignación son sentimientos que ha vivido la familia de una joven que fue víctima de violencia sexual el pasado jueves 21 de abril del 2022. Un día normal de colegio se convirtió en la pesadilla más dura.

La madre de una estudiante del Instituto Superior Tecnológico Luis Napoleón Dillón denunció ante medios locales que su hija fue presuntamente violada por el chofer de la buseta escolar en la que se movilizaba a su lugar de estudio.

Ante el caso omiso de las autoridades, que prefirieron conservar “la reputación” del colegio, que velar por la seguridad, integridad y salud de una estudiante, como lo afirma una amiga cercana de la joven agredida:

“Incluso ese día le sacaron a mi amiga del colegio escondida por decir que no quieren dañar el prestigio del colegio, los licenciados no le creían que le había violado, nadie le creía”.

Fuente protegida

En este mismo sentido, el abogado de la víctima, Paúl Jiménez, también confirmo que cuando la joven denunció la agresión, nadie le creyó y consideraron que estaba alcoholizada. En una entrevista con radio Sonorama Jiménez mencionó que:

“Hay corresponsabilidad del colegio porque cuando la niña da a conocer de lo ocurrido, las autoridades del colegio no actúan y dejan que el chofer se vaya y esto representa una responsabilidad penal de las autoridades del colegio que creyeron que la chica estaba alcoholizada y no escopolaminada por su agresor. Se ha iniciado un proceso administrativo contra ellos porque incluso, el psicólogo del colegio en lugar de ayudar a la niña y a sus padres, peleó y discutió con ellos”.

Paúl Jiménez – abogado de la víctima

Posiblemente es información que ya se sabe, pero que está prohibida de olvidar, a pesar de la vaga actuación de las autoridades de la institución educativa, es preciso recordar  que el pasado martes 26 y miércoles 27 de abril desde las 7:00 de la mañana los estudiantes; hombres y mujeres del colegio Dillon alzaron su voz, le creyeron, se levantaron, dejaron sus actividades académicas y gritaron:

“¡Somos noticia, pero no pararemos hasta que seamos historia!”

Una de muchas consignas que han sido claves en el proceso de búsqueda de justicia en este lamentable caso. Los estudiantes han presionado a las autoridades pertinentes para que el caso no quede en la impunidad.

Luego de algunos días de zozobra, parece que existe una luz de justicia, pues este martes 03 de mayo del 2022, a través de la red social Twitter, Patricio Carrillo Ministro del Interior informó que la Policía Nacional detuvo al acusado del delito de violación de la estudiante del colegio #Dillon

El comandante general de la Policía, Carlos Cabrera, informó que Darwin J. fue ubicado alrededor de las 7:45 de este martes en una zona selvática de la provincia de Sucumbíos, en la Amazonía del Ecuador.

Se sospecha que el conductor capturado posiblemente tenía intenciones de cruzar la frontera hacia Colombia.

Se presume que habría huido hasta ese lugar para evitar ser hallado por las autoridades luego de ser denunciado como el presunto autor del delito de violación a una estudiante de un colegio en Quito. Trató de ocultar su identidad, aseguró el oficial. 

Luego de su capturar al conductor, el sospechoso fue trasladado a Criminalística de la localidad para verificar su identidad. Esto, debido a que cambió su apariencia para no ser identificado, señaló Cabrera. El ahora aprehendido tampoco contaba con documentos de identidad, pero posterior a un examen técnico se comprobó que se trataba del sospechoso del delito sexual

¿Qué dijo el ministerio?

María Brown Ministra de Educación, mencionó en la rueda de prensa que se llevó a cabo en la mañana de este martes 3 de mayo, que se apela al sistema judicial para que actúe con total celeridad en este caso.

“Nos recuerda que el trabajo como sociedad para erradicar todas las formas de violencia es urgente”. 

María Brown – Ministra de Educación

Así mismo, expuso que se trabajara para fortalecer los protocolos de actuación y establecer mejores procesos en cuanto a prevención frente a hechos violentos.

El camino para erradicar la violencia es un camino que aún debemos transitar las instituciones públicas y la sociedad”. 

María Brown – Ministra de Educación