La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) brinda de manera permanente capacitaciones a los emprendedores y moradores de las parroquias rurales de Quito.

Este miércoles fueron los habitantes de Píntag, ubicada en el Valle de los Chillos, los que recibieron la capacitación sobre la guía de Buenas prácticas de higiene y manipulación de alimentos, actividad que contó con el apoyo del Gobierno Provincial de Pichincha y el Gobierno Parroquial.

En la actividad participaron 65 pobladores de esta parroquia, conocida como la tierra del chagra, del cóndor y es gran productora de lácteos.

Durante la capacitación, la facilitadora de Arcsa explicó términos básicos como la contaminación cruzada, qué es un alimento procesado y qué normas debe seguir un manipulador de alimentos para garantizar la calidad de los productos.

Se brindaron además herramientas para la descongelación correcta, el uso de agua segura y la importancia de la higiene en el establecimiento y del personal.

La capital cuenta con 33 parroquias rurales que se caracterizan por su riqueza cultural, gastronómica y productiva.

Arcsa durante el primer semestre de 2022 ha capacitado a más de 7700 personas de todo el Distrito Metropolitano de Quito, entre ellas a los habitantes de Guangopolo, Conocoto y Alangasí.