En Calderón linchan a dos supuestos ladrones

Uno de los sujetos fue quemado y el otro fue atado a un poste, luego de varios golpes que ambos recibieron

Vistas 1564

Dos hombres fueron linchados la noche de este lunes 2 de septiembre en el barrio Luz y Vida, de la parroquia Calderón, al norte de Quito. 

Uno de los sujetos fue quemado y el otro fue atado a un poste, luego de varios golpes que ambos recibieron por parte de los habitantes, quienes decidieron tomar la justicia por su propia mano, pues los acusaron de ser los responsables de los robos en la zona.

La Policía evitó la muerte de estas personas, debido a que llegó justo en momentos en que uno de los supuestos delincuentes se retorcía de angustia pues estaba prendido en llamas sobre la calzada y el otro se hallaba atado a un poste para ser linchado antes de ser quemado. Todo esto sucedía mientras una parte de la casa en la que vivían los ajusticiados ardía en llamas.

Cristian Trujillo, jefe subrogante del Distrito de Policía Calderón, informó que los detenidos fueron identificados como Sergio Willian B., de 44 años, y Álvaro Ricardo C., de 26. Los dos fueron llevados a una casa de salud, uno con quemaduras de segundo y tercer grado y el otro con hematomas en el cuerpo.

Una vez atendidos en la casa de salud, los detenidos fueron trasladados a la Fiscalía. Sergio Willian B. registra nueve antecedentes penales.

Uno de los moradores del sector, Carlos (nombre protegido), justificó esta acción porque según dijo, los sujetos estaban acostumbrados a hacer de las suyas en el barrio.

Manifestó que algunas veces ya les había advertido que no lo hicieran, pero que continuaron cometiendo sus fechorías y que esta fue la razón para que los vecinos se unieran y decidieran enfrentar a la delincuencia.

La casa en la que vivían los dos hombres, ubicada en las calles Juan Villalobos y Juan de Salinas, fue quemada también por los habitantes.

El comentario de los moradores  era  que “la vecindad se unió para hacer justicia con mano propia, ya que estaba cansada de la inseguridad que reinaba en el lugar”.