Círculos de colores, de 40 centímetros de diámetro, pintados cada dos metros se destacan en aceras de calles y avenidas de Quito. Se trata del proyecto de señalización peatonal «distancia segura».

Consiste en delimitar la separación recomendada entre persona y persona, de dos metros, como parte de las medidas de prevención para evitar la propagación del covid-19.

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) del Municipio de Quito, es la entidad encargada de implementar el proyecto. Inició el pasado 9 de abril. Hasta este miércoles 23 de abril se ha señalizado en el espacio público de 155 locales.

El cabildo quiteño informó que algunos de los sectores intervenidos con la distancia segura son:

Iñaquito, la Floresta, la Gasca, la Villa Flora, la Magdalena, avenida de la Prensa, el Valle de los Chillos, Comité del Pueblo, América, Carcelén, Santa Clara, San Roque, Quitumbe, Conocoto, avenida 10 de agosto, avenida Colón, avenida El Inca, avenida 6 de diciembre.

Además algunas calles del centro histórico como la Rocafuerte, Guayaquil, García Moreno, Flores.

Tras haber pintado la separación entre personas en mercados, supermercados y cadenas de distribución, el siguiente paso es hacerlo en agencias financieras, cajeros automáticos, farmacias y lugares de abastecimiento de alimentos.

Las tareas de señalización se realizan entre las 14:00 y las 20:00 para no interferir en las actividades y evitar aglomeraciones.

Se prevé cubrir todas las aceras de las zonas comerciales de la capital. En las paradas del transporte como Ecovía y Trolebús también se ha implementado la señalización. EU