La situación era tan peligrosa que la Policía y las Fuerzas Armadas asignaron mil uniformados para ingresar al Pabellón de Máxima Seguridad, en donde están los 2 cabecillas de la organización narco criminal ‘Los Choneros’.

Ya adentro, las autoridades evidenciaron los costosos privilegios que tenían los capos.

Lo primero que llamó la atención es que en varias celdas, sobre todo la de los cabecillas, se hallaron macabros altares de la muerte, donde realizan tenebrosos rituales antes o después de asesinar a una persona.

Pero hay más, la Policía también encontró en el patio un gimnasio que incluía caminadoras nuevas en uno de los cuatros, había una bodega con jugos, colas, aguas y hasta costosas botellas de Whisky.

Además de relojes de marca, televisores, y debajo de la tierra, había droga, celulares y sistemas de comunicación junto a subametralladoras, cientos de municiones y aparentemente un taco de dinamita.

También había 2 fusiles, con los que con un solo disparo se puede asesinar hasta 5 personas que estén en una misma línea. ¿Cómo puede ingresar un gran gimnasio o el armamento? ¿funcionarios públicos reclutados por estas mafias? son preguntas que las autoridades aún no han logrado resolver. ECUAVISA