En estos momentos, cuando toda la región latinoamericana está siendo afectada por los efectos adversos que en la economía continúa dejando la pandemia, varios gobiernos de la región han anunciado una serie de medidas de carácter urgente, para ayudar a preservar el que se considera uno de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria: las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas y, de esta manera, evitar se sigan cerrando fuentes de empleo para un alto porcentaje de la población. 

Como parte de las iniciativas desarrolladas tendentes a la reactivación de las mipymes, está la implementación de un plan de digitalización para ese segmento productivo. Se trata de un proyecto que está siendo impulsado desde la Organización de Estados Americanos en una docena de países de Latinoamérica y el Caribe.

Mediante ese plan, se pretende que el segmento de las mipymes tengan acceso gratuito a soluciones tecnológicas que les permitirán adecuarse a los nuevos tiempos, ofreciendo agilidad, rapidez e innovación, herramientas esenciales para competir, sobre todo, en estos tiempos en los cuales el mercado y las opciones se han ido minimizando. Sin duda alguno, ello permitirá a los pequeños negocios, reactivarse con mayor facilidad y rapidez, asumiendo importantes desafíos.

La plataforma tecnológica Kolau, de Silicon Valley, tendrá bajo su responsabilidad la conducción de este proyecto, el cual está siendo desarrollado en Ecuador, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras. México, Perú, Argentina, Colombia, Bolivia, Paraguay, Jamaica y Costa Rica.

Según uno de los directivos de Kolau, este segmento batalla contra tres problemas fundamentales que les impiden acceder totalmente a soluciones tecnológicas: disponen de poco tiempo, escaso conocimiento en temas y plataformas digitales y no cuentan con los recursos necesarios para contratar a especialistas que les manejen la web. 

Así que los emprendedores serán capacitados para que puedan echar mano de herramientas tecnológicas, a través de las cuales puedan mostrar a los posibles clientes las potencialidades del negocio.  La creación de sus propias páginas web es uno de los objetivos que se cumplirán. 

Entre los aspectos más resaltantes de este proyecto es el interés mostrado por los gobiernos de la región en apuntalar y preparar a sus pequeños empresarios para que asuman con éxito el reto que significa insertarse en un nuevo mundo, en el cual la tecnología será de vital importancia en el mantenimiento y expansión de los negocios. El COVID-19 cambió la forma de hacer negocios y ahora les toca a las mipymes asumir el desafío.