En presencia de padres de familia, personal docente y rectores de las instituciones educativas; este viernes 23 de junio a las 10:00am; la Dirección Distrital 17D02, a cargo de la Lcda. Cristina Cadena, directora distrital hizo la entrega de 249 lentes a niños y niñas de entre 5 a 14 años de edad en la Unidad Educativa “Kitu Kara”, Unidad Educativa Calderón II y colegio Replica Montufar pertenecientes a la parroquia de Calderón.

 

El proceso tuvo una duración de 4 meses en el que los Equipos de Atención Integral en Salud (EAIS) capacitados en atención primaria de salud ocular y en agudeza visual, conformado por un médico familiar, una enfermera y el TAPS (Técnico de Atención Primaria en Salud); realizaron visitas para tamizaje visual a colegios y escuelas en las instituciones educativas identificadas en el sector.

 

Los trastornos visuales en los niños pueden pasar inadvertidos. Un examen ocular al recién nacido permite detectar problemas visuales que se pueden corregir a tiempo y prevenir fallas en el desarrollo de la visión. Un defecto refractivo no corregido en el niño puede afectar seriamente su educación, siendo una deficiencia de fácil diagnóstico y corrección.

El niño que tenga agudeza visual en cada uno de sus ojos, se considerará visión normal y no necesitará examen optométrico u oftalmológico (salvo que presente algún defecto en sus parpados, orbita u ojos que sea evidente para el examinador). El niño que presente en uno de sus ojos visión menor de 20/40 deberá pasar a examen del optómetra u oftalmólogo.

El Ministerio de Salud a través del Programa de Tratamiento de Errores de Refracción, permite realizar una detección temprana de las alteraciones del sistema visual y de la patología ocular; para reducir la ceguera prevenible o curable y manejar de forma oportuna las alteraciones visuales.

 

Adriana Nativa; madre de familia de Joel Salazar de 8 años de edad, que cursa el 4to año de educación básica; agradece al MSP por la entrega de lentes; “es un gran apoyo económico porque no tendría las posibilidades de adquirir lentes para mi hijo”; “es un regalo valioso que ahora deberá cuidar”.

 

Es importante recalcar que se prioriza las Unidades Educativas Fiscales Especiales y las que hay sido evaluadas según el mejor criterio de los especialistas; y que constan en la base de datos proporcionada por la Dirección Nacional de Discapacidades.

La Ceguera infantil prevenible es una tragedia evitable con implicaciones que alcanzan no solamente al niño afectado o a su familia, sino también a la comunidad y a la sociedad a la que pertenece. Con la detección precoz de cualquier problema ocular que altere el desarrollo de la visión y el correspondiente tratamiento oftalmológico para conseguir su corrección inmediata, es posible evitar graves discapacidades visuales.

/Redacción CL