Los embalses que opera la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps-Agua de Quito) cuentan con un plan de monitoreo físico-químico, microbiológico y biológico, que permite determinar el estado trófico (carga de nutrientes) en el que se encuentra el recurso hídrico; así como las medidas que se deben tomar para su correcto uso, desarrollo y conservación.

Estas boyas multiparamétricas son únicas en embalses de altura dentro de la región, sitiando a la empresa como líder en innovación, investigación y gestión de sus fuentes.

La Epmaps cuenta con cuatro embalses: La Mica, Salve Faccha, Mogotes y Succus, que almacenan un volumen de 38 millones de metros cúbicos de líquido vital que, luego, es transportado por kilómetros de tuberías hasta las plantas de tratamiento de agua potable.

Los embalses son cuerpos de agua producidos a partir de la construcción de un obstáculo en un curso de agua. En el Distrito Metropolitano de Quito tienen un rol prioritario en la regulación y suministro de agua potable y generación de energía hidroeléctrica.

Desde el 2018, la Epmaps instala boyas multiparamétricas en los embalses de Salve Faccha, dentro del Parque Nacional Cayambe –Coca, y en La Mica, en el Parque Nacional Antisana, que sirven para el monitoreo continuo de la calidad de agua, con sensores ubicados en tres profundidades diferentes, cuya información es de vital importancia para la toma de decisiones en temas operativos de abastecimiento y conservación del recurso.

El objetivo es monitorear fenómenos como la eutrofización que afecta el manejo de los embalses por el incremento de materia orgánica y la concentración de nutrientes como nitrógeno y fósforo cuya consecuencia es el aumento de fitoplancton y macrófitas como algas, generando problemas en el suministro de agua.

Para conocer el estado de la salud del ecosistema de los embalses (estado trófico) es necesario caracterizarlos en función de la relación entre el estado de sus nutrientes y el crecimiento de la materia orgánica.

La Epmaps monitorea constantemente sus fuentes de agua con la finalidad de garantizar continuidad y calidad de agua para todos los hogares en el DMQ.