Este 21 de diciembre, en la casa parroquial de Calderón se realizó la primera exposición de trabajos de pintura, danza, sociodramas que reflejan la identidad e historia de los 10 barrios participantes en los “Espacios de Formación Ciudadana para niños, niñas y adolescentes” (EFC).

La propuesta de los EFC tiene como objetivo: promover el respeto, la valoración y vigencia de los derechos de la niñez en la parroquia de Calderón.

Espacio dirigido a niños, niñas y adolescentes que viven o no, en situación de riesgo; a fin, de elevar su calidad de vida, ampliar sus oportunidades, potenciar sus habilidades y actoría social.

De esta forma, Calderón tiene 10 jóvenes líderes de los distintos barrios de la parroquia: Valle Hermoso, San Juan de Calderón 1 y 2, San Carlos, Llano Grande, Coop. Luz y Vida, Colinas del Sol, la Comuna de Santa Anita, Casa Tuya, Los Ángeles 2.

“Líderes que se formaron con compromiso, entrega y responsabilidad por cerca de tres meses en ciudadanía, valores y métodos con un enfoque artístico, para transmitir esos conocimientos a los niños y niñas beneficiarios, que suman alrededor de 120”; agregó, Verónica Sevillano.

Esta labor se realizó gracias al apoyo de la institución la “Flor y El Ojo” films, cuya presidenta, Karina Terán, relató: “A este proyecto -EFC- varias veces le cerraron las puertas. Hasta que finalmente es en Calderón, donde creen en la voz y voto de los niños. Porque ahora, ellos saben lo que necesita su comunidad, y lo que está mal en su comunidad. Los niños saben que tienen derechos y obligaciones”.

Verónica Sevillano, vicepresidenta del GAD Calderón

Juan Shugulitas, joven líder de San Juan de Calderón comentó: “Los niños aprenden más cuando les tratas como amigos, cuando juegas con ellos, no los gritas como tal vez lo hacen sus profesores o papás”.

“Los debemos tratar con amor. Yo participe en este proyecto por mis deseos de ayudar a los niños que pasan solos todo el día, o en las calles porque sus papás trabajan. Así los niños pueden conocer amigos, aprender y divertirse sanamente” remarcó.

La danza, la pintura, la actuación fueron las herramientas educativas que caracterizaron a los EFC, y enseñaron a los niños y adolescentes que son valiosos en la diversidad.

Así su sello personal queda impregnado en cada mural pintado, en cada paso de baile, en los cuentos narrados; porque su voz también cuenta y se hace escuchar.

Finalmente, se entregó certificados a los líderes de los EFC, y el agasajo navideño a los niños asistentes al evento de clausura.