La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), a través de su Coordinación Zonal 9, clausuró 4 establecimientos de alimentación de Quito al detectarse que presentaban malas condiciones higiénico-sanitarias en sus instalaciones.

Durante un operativo de control ejecutado en el centro-norte de la capital se visitaron 10 locales, entre restaurantes y panaderías; en cada local se revisó la higiene del personal, limpieza del lugar, almacenamiento de las materias primas, presencia de plagas, uso de agua segura, disposición de desechos, limpieza de las baterías sanitarias, entre otros aspectos.

Debido a estas evidencias, Arcsa clausuró de manera temporal estos establecimientos

En tres restaurantes y una panadería se constató basura en los pisos, aglomeración de vajillas y taponamiento en lavaderos, basureros sin tapa y desbordando de desechos, materia prima dispuesta directamente en el piso y presencia de plagas.

Debido a estas evidencias, Arcsa clausuró de manera temporal estos establecimientos con el fin de cuidar la salud de la población.

Estos controles son realizados permanentemente en Quito donde el técnico responsable de la visita, deja constancia de lo encontrado mediante un acta de inspección con oportunidades de mejora a ser implementadas para garantizar la inocuidad de los alimentos preparados.

Se recuerda a los ciudadanos que pueden ser parte del control sanitario, reportando irregularidades en establecimientos de alimentación mediante la aplicación Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.