La Empresa de Pasajeros de Quito (EPQ) y la empresa privada Lactarum instalaron la primera cabina de lactancia en el transporte público de la capital ecuatoriana, específicamente en la estación del trolebús El Recreo, en el sur de Quito, con el fin de brindar un espacio seguro y cómodo a las madres de familias que usan este medio de transporte.

Esta cabina forma parte de un plan piloto, por lo que se espera que se instalen más en las próximas semanas.

Mauricio Tayupanta, gerente general de la EPQ explicó que «el objetivo que impulsa este plan piloto es promover la lactancia materna y mejorar el servicio a las mamitas que utilizan el transporte metropolitano».

Mayra Burbano, usuaria frecuente del transporte municipal y madre de familia, indicó que es un gran aporte a la sociedad la colocación de este lactario que beneficiará a todas las mujeres que se movilizan en el trolebús, “Nos dan privacidad para que como mujeres y madres podamos estar con nuestros bebes con mayor seguridad y darles de lactar”.

José Luis Toral, representante de Lactarum, indicó que este tipo de cabina está diseñada para movilizarse fácilmente, ocupa poco espacio y cumple estándares de calidad e higiene apropiados para brindar un ecosistema amigable a la madre.

Según un boletín del Municipio de Quito este lactario está equipado con una silla cómoda con brazos, un mueble con mesón, infografías con normas de uso, dispensador de toallas de papel y gel.