Un policía vestido de civil evitó un robo a mano armada en un local de comidas en Guayaquil la noche del jueves 21 de julio. Durante la intervención el sospechoso y el gendarme resultaron heridos tras un intercambio de balas casi a quemarropa.

Las dos personas fueron llevadas a casas de salud para su valoración médica y se conoció que el policía se encuentra en condición estable mientras que el asaltante está en estado crítico.

Tras el accionar del policía, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, felicitó al uniformado en sus redes sociales.

«Una muestra de que Policía Nacional es una institución profesional. Un policía evita un robo y aplica la fuerza de forma racional y proporcionada. Los ecuatorianos debemos apoyar a nuestros uniformados para que sigan con su labor efectiva contra la delincuencia. ¡Buen trabajo!», escribió el Ministro.

En redes sociales los internautas también felicitaron cómo el policía frustró el intento de robo con arma de fuego.

Asimismo, la institución policial compartió desde sus cuentas oficiales cómo los compañeros del gendarme lo visitaron en el hospital para mostrarle su apoyo.

«Nuestro compañero policía quien arriesgó su vida al frustrar un robo a mano armada en Guayaquil recibe todo el apoyo por parte del Mando Institucional y los 51 mil damas y caballeros de la paz», publicó la Policía Nacional.

En las imágenes se ve que el policía guarda reposo con una herida en su brazo izquierdo.

El jueves 21 de julio dos sujetos armados llegaron a un restaurante de Guayaquil. En ese momento, el agente de la policía, que es miembro de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), opta por desenfundar su arma de dotación y disparar al asaltante, quien quedó tendido en el piso tras los impactos de bala.

Vía: El Comercio

Para más contenido no te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales; Facebook InstagramTik Tok.