La Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) envió una carta al presidente de la República, Guillermo Lasso, insistiéndole que emita el Decreto Ejecutivo sobre la condonación de deudas de hasta 10.000 dólares en la banca pública.

Pero además, en esta misiva, la Fenocin solicitó que el perdón de las deudas se extienda a los clientes del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess).

En la nota dirigida al jefe de Estado, la Fenocin expone sus «preocupaciones en cuanto a la demora de la firma y publicación del decreto (…) que ayudará a paliar la grave situación económica en la que se encuentran alrededor de 80.000 familias que no han podido pagar sus deudas».

La Confederación esperaba que el decreto sea publicado la semana pasada. De hecho, por esa razón decidieron suspender una movilización que estaba prevista para el 15 de noviembre.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, dijo la semana pasada que el régimen veía con satisfacción la suspensón de la marcha y que estaban trabajando en el decreto.

¿También los clientes del Biess?

La Fenocin intenta que no solo los clientes de BanecuadorCorporación Financiera Nacional (CFN) y Banco de Fomento (en liquidación) sean los beneficiados con el perdón de las deudas, sino que quienes tengan obligaciones con el Biess por créditos hipotecarios y quirografarios de hasta 10.000 dólares también resulten favorecidos.

Por otra parte, pide que a quienes se los exima de sus deudas ya no consten en la central de riesgos y pasen a tener calificación crediticia A1.

Según la Fenocin, esta condonación implicará un monto de 1.000 millones de dólares por parte del Estado.

Ecuavisa buscó este lunes 21 de noviembre una entrevista con un representante del Ministerio de Gobierno, pero no hubo respuesta. En tanto que, la Fenocin anuncia una rueda de prensa para este martes en la que informará posibles nuevas medidas.

La condonación de las deudas vencidas de hasta 10.000 dólares fue durante las protestas de junio pasado la principal demanda de la Fenocin, una de las promotoras de las movilizaciones junto al movimiento indígena, cuyo líder fue reticente a firmar el acta que suspendía las protestas por no incluir ese punto.

Durante los acuerdos alcanzados para levantar las protestas de junio, que tuvieron paralizado a buena parte del país por 18 días, el Gobierno ya había aceptado la condonación de deudas de hasta 3.000 dólares en la banca pública.

En ese sentido, el ministro Jiménez recordó que ya se han condonado casi 26.000 créditos que ascienden a un valor de más de 58 millones de dólares, mientras que se han reestructurado más de 33.000 préstamos, cuya cantidad en conjunto alcanza los 226,4 millones de dólares.

Las protestas de junio, que se saldaron con siete fallecidos, entre ellos seis manifestantes según organizaciones de derechos humanos y un militar, dieron paso a un proceso de diálogo entre el Gobierno y el movimiento indígena y campesino que concluyó con 218 acuerdos que deben ponerse ahora en práctica.

FUENTE: ECUAVISA