Danilo Cisneros, funcionario del Servicio Nacional Integral de Atención a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI), resultó gravemente herido con un disparo en la cabeza, mientras se encontraba en la planta baja de las oficinas, en la avenida 12 de octubre, donde funciona el eje de tratamiento de reinserción a la sociedad.

El general Pablo Ramírez, director del SNAI, también confirmó la existencia de una amenaza de bomba en el edificio y explicó que el protocolo fue activado.

Ramírez dijo que los testigos del lugar vieron un vehículo rojo y que el disparo vino de fuera del edificio. No tienen ningún indicio que demuestre que el agente tenía amenazas.

Cisneros fue trasladado a emergencias, se encargaba del libro de firmas de las personas que acceden a la prelibertad y que realizan el trámite administrativo para obtener este beneficio. Trabajaba en la institución durante 15 años, aproximadamente.

El Servicio Nacional Integral de Atención a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI) confirmó que ocurrió un hecho violento en las oficinas administrativas, en la Av. 12 de Octubre en Quito. Se trataría de un agente de seguridad penitenciaria que realizaba actividades laborales.

Estos hechos ocurren después del traslado de los jefes de las bandas delictivas del Turi, en Azuay (donde se produjo el último amotinamiento), a la cárcel de La Roca en Guayas. ECUAVISA