Pasada las 13 horas de este miércoles el Ejecutivo entregó a la Asamblea el veto parcial a la ley de comunicación. Acudió uno de los funcionarios de la Secretaría Jurídica de la Presidencia y varios asambleístas. Desde el oficialismo dicen que el documento cumple con dar garantías a la libertad de expresión frente a lo que aprobó el legislativo.

«Incentivarse la autoregulación en los medios de comunicación, que existan campañas, que exista capacitación, pero jamás la penalización de la opinión política o periodistica», así lo indicó Ana Belén Cordero.

Desde el Partido Social Cristiano que también se opuso a lo aprobado por la Asamblea, dicen que analizarán el veto, mantienen sus dudas sobre el texto aprobado por UNES y Pachakutik.

En el correísmo esperan que el legislativo ratifique la ley aprobada y se niegue las objeciones del presidente.

«Si ustedes revisan la ley, no es mordaza, la ley no es mala, lo que es indispensable, y que planteaba la ley anterior es el tema de la sanción, nosotros creemos que es indispensable tener un espacio de mediación», así lo ratificó Paola Cabezas.

Como el veto tiene 17 artículos objetados por inconstitucionalidad esos textos deben ser remitidos a la Corte Constitucional que tendría un mes para su dictamen.

Luego regresan a la Asamblea, que tiene 30 días adicionales para tratar las otras 34 objeciones parciales.

Para ratificarse en sus textos originales, el legislativo requiere 92 votos. Si no se consiguen entran en vigencia los cambios propuestos por el Ejecutivo.

FUENTE: ECUAVISA