EN LLOA SE CONSTRUYE PLANTA DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES.

Es una planta piloto que servirá de ejemplo para  aplicar a otras parroquias rurales quiteñas y así cuidar el medio ambiente.

En Santa Rosa, uno de los recintos de Lloa se  construye una gran obra. Se trata de la planta de tratamiento de aguas residuales; en donde se depositarán las aguas servidas provenientes del centro poblado de la parroquia y su objetivo será descontaminarlas.

Esta obra se ejecuta bajo la  gestión del GAD parroquial y el financiamiento de la EMAPS (Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento).

Arturo Sotomayor Morales primera autoridad de Lloa, señaló que esta es una forma de reutilizar el  agua que se ha contaminado. Además  agregó que también es una manera de decirle al país que se  debe cuidar el medio ambiente, en este caso los ríos y el agua que se está acabando.

Actualmente se trabaja en la fundición del edificio administrativo, en donde se realizarán  estudios químicos para observar la calidad del agua que saldrá de la planta.

Por su parte el Ing.  Luís Cruz Superintendente del proyecto explicó que el tratamiento de aguas residuales comienza por la separación física inicial de sólidos grandes (basura) de la corriente de aguas domésticas empleando un sistema de rejillas (mallas); posteriormente se aplica un desarenado (separación de sólidos pequeños muy densos como la arena); seguido de una sedimentación primaria (o tratamiento similar) que separe los sólidos suspendidos existentes en el agua residual.

Una vez que la masa biológica es separada o removida (proceso llamado sedimentación secundaria), el agua tratada experimentará procesos adicionales (tratamiento terciario) como desinfección. El efluente final será descargado al río Cinto y servirá para para regadíos, ganadería y agricultura de la localidad.

LLoa es la primera parroquia que contará con esta obra. El monto de inversión es de medio millón de dólares;  pero al parecer esta cifra aumentará debido a otros trabajos adicionales no contemplados desde el inició de  la misma. La construcción  empezó hace cuatro meses y concluirá los primeros días de enero del 2017. /R. Encalada.